• Corcho

Dios asiste, Beto anota

Actualizado: 16 de feb de 2019

El goleador Alberto Acosta y una vida plagada de señales divinas

Un goleador vive de hacer goles. Puede pivotar bien, ayudar en la pelota detenida del rival, retroceder en la cancha para construir juego y tirar centros precisos, pero el nueve necesita hacer goles para vivir. Y la mayoría de los goles no se hacen con jugadas individuales, se hacen con un asistidor.


Alberto "Beto" Acosta, a sus 41 años, lleva marcados más de 200 goles en su carrera, pero el mejor asistidor de su vida no fue ni un enganche ni un puntero, fue Dios.


La primer asistecia divina, o "signo de Dios" como los define él, fue en 2008 cuando estaba jugando en el Corinthians -uno de los clubes más importantes de Brasil- y se fracturó la tibia, una lesión que lleva alrededor de cuatro meses de recuperación.


Pasaron seis meses de su fractura y Acosta seguía rengueando y sin poder jugar y eso lo hizo quedar “medio depresivo”, explicó y se señaló la cabeza en referencia a que estaba un tanto desequilibrado.

"En un momento iba por la calle, levanto la vista y veo una iglesia. Como yo no creo en las imágenes me acerqué a Jesús, lo miré y le dije: 'si realmente existís, yo quiero volver a jugar al fútbol' e increíblemente a la semana estaba jugando. En eso se me acercan tres médicos del club y me preguntan cómo puede ser que ya esté mejor y les explico el tema de la iglesia y uno me dice 'amén, yo también soy evangélico y te creo'".

Tiempo después, Acosta volvió a tener un "signo" que, según él, le salvó la vida. Mientras jugaba al fútbol en el país norteño estaba manejando y tuvo un accidente de tránsito que lo dejó en cuidados intensivos.


"Estaba durmiendo (inconsciente) y tuve una visión donde se me apareció Dios y me dijo que esta vez me dejaba en la tierra", contó Acosta y agregó que se le sigue erizando la piel cada vez que lo cuenta.


Por último, cuando en setiembre de 2017 jugaba el torneo Paulista en el Taboao da Serra de San Pablo se dio el tercer "signo de Dios". En esas semanas se sentía mal cuando entrenaba, se le dormía el brazo y le dolía el pecho, sin embargo, como jugaba dos partidos por semana y hacía goles no fue al médico.

“Un día me dolió de verdad y hablé con el médico y me llevaron a un hospital. Ahí me dijeron que había hecho un preinfarto y que no iba a volver a jugar al fútbol”, contó Beto. Le dijeron que era el fútbol o su vida, y él no dudo en decirle a los médicos que iba a dejar de jugar.


Sin embargo, y pese a los altos costos, decidió consultar otros especialistas. Fue hasta Brasilia y le dijeron que tenía presión alta y que debía medicarse pero que no era tan grave. “Hoy tomo un remedio de mañana y otro de noche y me siento bárbaro cuando juego al fútbol”, contó Acosta.


Antes de estos tres signos no era muy creyente. Cuando era chico su madre lo llevaba a las celebraciones adventistas pero él solo iba porque la madre se lo pedía. El día que el futbolista le dijo a su madre que había empezado a creer, ella se emocionó y le dijo “toda la vida recé para que vos fueras a la iglesia”.


Hoy en día lee el Evangelio, reza, comparte su fe charlando con su esposa y va a la iglesia todos los domingos.

“Yo siempre respeto las creencias de cada uno, acá hay gente que se ríe. En Brasil es diferente. Allá respetan todas las creencias, si sos umbandista o sos macumbero no pasa nada, acá decís que sos umbandista y te miran raro”, se lamentó Beto.

Al actual jugador de Cerrito no le gusta “atomizar” hablando de religión, si alguien le pregunta, él responde con gusto, pero si no, no toca el tema. Por esto, y aunque no te lo vaya a contar si no le preguntás, una de las alegrías más grandes de Acosta en este tiempo no pasa por hacer un gol, sino por saber que varios familiares suyos, entre ellos su padre, se convirtieron y comenzaron a ir a la iglesia a raíz de la fe del goleador.

Trayectoria

Defensor Sporting (1994 - 1996)

Platense (1997)

Cerrito (1998 - 2005)

Peñarol (2005 - 2007)

Náutico - Brasil (2007)

Corinthians - Brasil (2008 -2009)

Náutico - Brasil (2009)

Brasiliense - Brasil (2010 - 2011)

Central - Brasil (2012)

Nautico - Brasil (2012)

Rosende - Brasil (2013)

Operario (Matto Grosso del Sur) - Brasil (2013)

Santos (Amapá) - Brasil (2013)

União Barbarense - Brasil (2014)

Santos (Amapá) - Brasil (2014 - 2016)

Botafogo (Brasilia) - Brasil (2016)

Sete de Setembro (Matto Grosso del Sur) - Brasil (2017)

Taboao Da Serra (San Pablo) - Brasil (2017)

Cerrito - (2018 - actualidad)

Campeonatos

Cerrito - Segunda División Profesional 2003

Corinthians - Serie B 2008

Corinthians - Campeonato Paulista 2009

Brasiliense - Campeonato Brasilense 2011

Santos AP - Campeonato Amapaense 2013 y 2015

Agustín Escudero / Eugenia Arana

Agosto 2018

​© 2023 by STREET LIFE. Proudly created with Wix.com

  • Twitter Corcho
  • Instagram Corcho