• Corcho

Óscar Javier Morales: el capitán silencioso

Actualizado: 12 de feb de 2019

Entre la pelota y los tambores nació y vive hoy el jugador con más partidos en Nacional.





Corría el año 2000 y Hugo de León, director técnico en aquel entonces del Club Nacional de Fútbol, le ofreció la cinta de capitán a Oscar Javier Morales. El “cinco” titular del Bolso venía de hacer un buen campeonato el año anterior en el que habían logrado un segundo puesto perdiendo la final ante Peñarol. Pero Oscar Ojota Morales dijo que no. “No me gustaba la figura de capitán, no me interesaba. Además, había gente respetable y no me parecía correcto. Se la dejé a Alejandro Lembo”, contó Morales.


Nunca le gustó la sobreexposición. Ni durante su carrera como futbolista, ni hoy en día en su rol como ayudante técnico. Está bien así, al lado de Eduardo Acevedo en la conducción de Defensor Sporting. Si bien tiene el curso de técnico terminado, no piensa en su carrera como entrenador principal y aprovecha el presente para aprender de los más experimentados.

Morales es bajo y corpulento. La sonrisa, casi permanente en su rostro, contrasta con su tez negra y brilla. Viste una camiseta, una campera y zapatillas adidas, y usa un short violeta del club Defensor Sporting.


El Cerro estaba tranquilo y la calle donde vive Morales también, salvo por el ladrido incesante de sus seis perros. Su casa es la misma que compró en 2001, en su primer pasaje por Nacional. Allí vive con su esposa y sus dos hijos. En la barbacoa viven sus suegros y en una casita de madera en el jardín, su sobrino con la novia. La casa de Ojota está sobrepoblada, pero él está contento así.


Morales nació en Barrio Sur, en el conventillo Medio Mundo, que demolieron cuando él era un niño por orden de la dictadura uruguaya en el año 1978. Su familia fue reubicada en ese entonces en un complejo de viviendas y al año siguiente se mudaron al Cerro.


Con 8 años, Morales se tomaba el 195 para ir al club de baby fútbol Huracán Villegas. Tenía una hora de ida y otra de vuelta. Las noches de partidos tardíos dormía todo el trayecto y llegaba a su casa de madrugada. Una vez terminada la etapa de baby fútbol, se fue a probar a Peñarol y a Defensor y, sin éxito, terminó jugando en uno de los clubes grandes de su barrio: Cerro. Allí se desempeñaba como delantero porque era chiquito y habilidoso. Se cansaba de meter goles.


Ya en los años antes de primera, fue bajando de posiciones y cuando llegó a la mitad de la cancha, no salió más. Bajo y corpulento, metedor y marcador, Morales se adueñó del mediocampo de Cerro que en aquel entonces jugaba en la segunda división profesional. Pero cuando salieron campeones y a falta de 2 horas para que cerrara el período de pases, se fue a Nacional. “En el 99 me avisan que me iba a Nacional, que me había pedido por Hugo de León”, dijo Morales, que en ese entonces, no sabía que su representante lo había vendido al club donde lograría un récord histórico: ser el jugador con más partidos en la historia con 379.


Morales se define a sí mismo como hincha de la Cuareim (cuerda de tambores del Barrio Sur). Siempre que puede vuelve al barrio en donde nació y ensaya. Como en el fútbol, en el candombe es parte de la columna vertebral, en este caso de la música, y lleva la base con el tambor “chico” . “Todo lo que es cercano al candombe me encanta. Mis amigos son de ahí”, dijo Morales.


El barrio estaba sereno y la casa de los Morales también. Tiene sus años, pero Ojota se encarga de mantenerla siempre en perfecto estado. Le encanta la carpintería y siempre que puede mete mano en las tareas del hogar. “No me doy gustos salvo mantener prolija la casa. No me voy de vacaciones ni gasto en cosas innecesarias. Una vez fui a Disney nomás, hace muchos años, para llevar a los nenes”, dijo riendo.



Se acercaba el mediodía y arrancó a circular la familia por la casa. Salió el sobrino y entró su novia. La hija llamó a su padre y los perros rompieron el silencio con ladridos molestos. Era hora del almuerzo y Óscar debía arrancar el largo trayecto hacia Pichincha, lugar donde entrena Defensor Sporting, para seguir trabajando.


Trayectoria

Cerro 1996-1998

Nacional 1999-2005

Real Valladolid 2005-2006

Málaga 2006-2007

Nacional 2007-2010

Quilmes 2010-2011

Cerro 2011-2012

Miramar Misiones 2012-2013

Campeonatos

Cerro- Segunda División Profesional 1998

Nacional-  Campeonato Uruguayo 2000,2001,2002, 2005, 2008/09

Miramar Misiones- Segunda División Profesional 2012/13

Juan Pedro Falco/Mateo Peri


Noviembre 2018

​© 2023 by STREET LIFE. Proudly created with Wix.com

  • Twitter Corcho
  • Instagram Corcho